viernes, 31 de agosto de 2012

lunes, 12 de septiembre de 2011

PROFESOR DANIEL ALBERTO CHIARENZA: 30 DE AGOSTO DE 1857: PRIMER VIAJE FERROVIARIO DE ...

PROFESOR DANIEL ALBERTO CHIARENZA: 30 DE AGOSTO DE 1857: PRIMER VIAJE FERROVIARIO DE ...: "La Porteña", primera locomotora que transportó una formación en un viaje ferroviario en la Argentina. El presente es un fragmento del li...

jueves, 9 de abril de 2009

La Estacion del Parque


La Estación del Parque

El 17 de septiembre de 1853 La Sociedad Anónima del Camino de Hierro de Buenos Aires al Oeste, conformada por un grupo de comerciantes ,Jaime Lavallol, Mariano Miro, Manuel José de Guerrico, Fernando Larraudé, Norberto de la Riestra, Adolfo Van Praet y Daniel Gowland concientes del progreso que se originaría al construirlo, se presento ante el gobierno de la provincia de Buenos Aires, para solicitar construir un camino apto para la circulación de locomotoras a vapor arrastrando coches de pasajeros y vagones de carga, con el objetivo de prestar un servicio público.
El 9 de Enero de 1854 el gobernador de la Provincia de Buenos Aires Pastor Obligado otorgo la concesión para construir un ferrocarril desde la Ciudad de Buenos Aires hacia el Oeste. Se cumplía así un proyecto de ley presentado por la comisión de hacienda integrada por Dalmacio Vélez Sársfield, Bartolomé Mitre, y Mariano Billinghurst. Se sometieron al Poder Ejecutivo los planos que proyectaban establecer la primera estación en las inmediaciones de La Plaza del Parque en lo que hoy corresponde a Cerrito, Libertad, Tucumán y Viamonte emplazamiento actual del Teatro Colón así como el trayecto por donde circularía. Ese sitio se correspondía con un basural asentado en dos “huecos” cercanos entre si, el Hueco de Zamudio y el Hueco de Engracia correspondientes a la Plaza Lavalle y Plaza Libertad según publicación del Ing. Felipe Bertrés en 1822, cabe aclarar que los huecos eran fracciones de terrenos que con el pasar de los años se habían quedado sin dueño, y allí permaneció hasta 1880.

La estación ocupaba un terreno de 7650 metros cuadrados con el frente hacia la calle Libertad donde se encontraban las oficinas, el Salón de Pasajero y la Plataforma que tenía cuatro metros de ancho por cincuenta de largo .Sobre la calle Cerrito se hallaban los talleres. Para obtener el agua para las locomotoras se construyó un aljibe indispensable de unos 500 metros cúbicos de capacidad donde se volcaba el agua que los carros aguateros traían del río. (Cornelius. Taringa). La placa que la recuerda fue construida en los talleres Liniers del Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento, en bronce sobre granito rojo y colocada al cumplirse el centenario en 1957. ( fuente Carlos Davis .Noticias del Barrio.)




miércoles, 8 de abril de 2009

Viaje inaugural



El 29 de agosto de 1857 un domingo a la mañana "La Porteña" hizo el primer viaje. La entrañable locomotora que ya había prestado servicio en la guerra de Crimea, tiró a un puñado de vagones entre la Estación del Parque (donde hoy está el Teatro Colón), la primera central que tuvo nuestro país, y "La Floresta", en la Ciudad de Buenos Aires, habitada en ese entonces por unas 170 mil personas.
La estación Del Parque estaba ubicada entre las calles Del Cerrito (hoy Cerrito), Tucumán. Libertad y Temple (hoy Viamonte). Los trenes, partían en dirección oeste con salida por la calle Libertad, cruzaban en diagonal la Plaza del Parque (hoy Plaza Lavalle), pasaban frente al Parque de Artillería (actualmente el Palacio de Justicia).tomaban la calle Del Parque (hoy Lavalle) hasta Boulevard Callao (hoy Avda. Callao), hacían una curva y contra curva en los terrenos de los "Hornos de Bayo" o "De los Olivos" que luego se llamó "Curva de los Jesuitas" (Ex - Pasaje Rauch - hoy Enrique Santos Discépolo).
Las vías seguían por Corrientes doblaban hacia el sur para tomar Centro América (hoy Avda. Pueyrredón) hasta Cangallo (hoy Presidente Perón), donde comenzaban a orientarse hacia el oeste en curva pronunciada entrando al Mercado del Oeste (hoy Plaza Once de Septiembre) A la altura de la calle Ecuador, a pocos metros de la futura prolongación de la calle La Piedad (hoy Bartolomé Mitre), se levantaba la estación Once de Septiembre que por aquel entonces era una simple construcción de madera, funcionando como tal, hasta diciembre del año 1882.
Unos quinientos metros más al oeste, se encontraba la estación Almagro (su nombre recuerda al primitivo dueño de los terrenos, don Toribio Almagro) que era de madera y ofrecía un aspecto simple, que más que parecerse a una estación se asemejaba a un apeadero funcionando hasta el 15 de junio de 1887. Esta estación, estaba ubicada 50 metros a las afueras de los limites de la ciudad ya en territorio del Partido de San José de Flores (Provincia de Buenos Aires) sobre la calle Camino Límite (hoy Medrano). La zona de Almagro para ese entonces, era un típico caserío de las orillas de Buenos Aires donde perduraban viejos caserones del tiempo virreinal, corralones, casas de inquilinatos, boliches, hornos de ladrillos, potreros y baldíos.
A casi 2 km. al oeste, se encontraba la estación El Caballito (llamada así por la pulpería que en el año 1804 instalara el genovés don Nicolás Vila, negocio que se diferenciaba por su veleta de latón con forma de caballito construida en las calles Rivadavia y Emilio Mitre) ubicada en la esquina de la calle del mismo nombre, que actualmente se llama Federico García Lorca (ex - Cucha -Cucha). El edificio era de madera, cartón y plataforma angosta (según reza en "La Memoria del Directorio del Ferrocarril del Oeste del año 1860).
Caballito era una zona donde estaban ubicadas lujosas casas-quintas, palacetes de cuidadas arboledas y jardines, pintorescas residencias cuyos frentes lucían rejas y portones de hierro artísticamente labrados.
La próxima estación era San José de Flores (en homenaje al dueño de esas tierras, don Ramón Francisco Flores, quien mandó a erigir el primitivo templo de San José en el año 1804), la misma se levantaba en las inmediaciones de la calle La Paz (hoy Caracas) en terrenos pertenecientes a la señora Inés Indarte de Dorrego. Cinco años más tarde, por un entredicho con los dueños de esas tierras, debió trasladarse la estación a un terreno cedido por la municipalidad local a 250 metros al oeste de la primera, en la esquina de la calle Sud América (hoy Gral. José Gervasio de Artigas). El pueblo de Flores para ese entonces, lo completaban el templo, la plaza, la estación y algunos comercios importantes y casas bajas lo que le daba el aspecto de pueblo provinciano.

Siempre en dirección al oeste, a la altura del km. 9,983 llegamos al final del trayecto que era la estación La Floresta (todavía no se ha podido deducir el origen del nombre del paraje. Unos creen que fue motivado por la vegetación del lugar de las quintas ubicadas allí. Otros dicen que fue por un café que llevaba ese nombre y estaba ubicado frente a la estación). Dicha estación, se encontraba ubicada entre las calles Esperanza (hoy Joaquín V. González) y otra sin nombre que después se denominó De La Capilla (hoy Bahía Blanca). La misma, era de madera y tenía un tanque de agua asentado sobre pilares, para abastecer a las locomotoras a vapor del liquido elemento. La Floresta había estado formada con anterioridad a 1857, pero fue el ferrocarril quien le dio popularidad y prosperidad.
Los talleres ferroviarios de la empresa, estaban instalados en el solar que comprendían las calles Corrientes, Centro América (hoy Avda. Pueyrredón), Tucumán y Paso. Posteriormente, los mismos fueron levantados en el año 1887 y reubicados en la localidad de Tolosa (La Plata).
Fuente Carlos A Salgado cita Revista "Polémica" Nº 47 "La Edad del Riel" - Cuadernos de Buenos Aires Nº 30 de Hugo Corradi - "Nuevo Diccionario Geográfico-Histórico de la República Argentina", editado en el año 1921 de Javier Marrazo - Diario "La Razón" del 29/08/1927 -Archivo General de la Nación - Museo Nacional Ferroviario.